Las aventuras de Tintín y su influencia del mundo

Shanghai.jpgCreado por George Prosper Remi mejor conocido como Hergé y publicado en el suplemento infantil del periódico católico belga Le Petit Vingtième gracias a la sugerencia de su director el Reverendo Nobrert Walle, Las aventuras de Tintín se convirtieron en un éxito comercial desde su primera aparición el 10 de enero de 1929.

No obstante, este joven reportero con alma de boy scout estuvo envuelto en diversas polémicas. Como la crítica hacia los contenidos racistas y el maltrato animal expuestos en Tintín en el Congo o la aparición de las historias contenidas en el suplemento del diario Le Soir mientras la ocupación alemana se establecía en Bélgica durante la Segunda Guerra Mundial

Además de la dudosa influencia del catolicismo sumada a la dirección editorial ejercida por el Reverendo Norbert Wallez simpatizante fascista y anticomunista que pasó una jornada de cuatro años en prisión acusado de colaboracionismo, comenta el periodista Numa Sadoul en el documental Tintín et moi :

“Wallez era extremadamente consciente de la política como editor de Le Vingtième Siècle un diaro ultra-católico, él admiraba a Hitler y el fascismo italiano. Estaba orgulloso de la foto de Mussolini en su oficina. Era así en todas partes en 1930. Había una alianza bizarra entre la Iglesia y el fascismo en Bélgica”.

Por su parte, el diario español El País retoma el libro Conversaciones con Hergé realizado también por Numa Sadoul para relatar la ingenuidad del autor respecto a su entorno influenciado fuertemente por el catolicismo, las imágenes de las colonias africanas que llegaron a Bélgica de una manera distorsionada y las representaciones manifestadas a través de las aventuras de Tintín sólo como una consecuencia del pensamiento imperante de la época:

“Era 1930. Yo no conocía de ese país más que lo que la gente contaba en aquella época: Los negros son unos niños grandes… tienen suerte de que nosotros estemos allá. Dibujé a estos africanos según estos criterios de puro paternalismo. Yo estaba imbuido de los prejuicios del ambiente burgués de la época en la cual vivía”.

Sin embargo, a partir de su quinto relato las historias tuvieron la cualidad de poseer entre sus páginas un retrato casi fotográfico de aquellos lugares que son visitados por Tintín debido a la profunda investigación realizada por Hergé, como es el caso de El Loto Azul desarrollado en China que fuera revisado por el entonces estudiante y joven artista Zhang Chongren desaparecido durante el periodo de la guerra y reencontrado con Hergé cuarenta y cinco años más tarde en medio de un evento mediático francés.

El trabajo de linea clara publicado a través de los suplementos de éstos dos diarios se encuentra recopilado en álbumes de pasta dura a todo color traducidos a más de cincuenta idiomas, en una serie de dibujos animados para la televisión, dos película live action con guiones originales, una más en animación 3D realizada en 2011 por Steven Spielberg, dos obras de teatro con la participación de Hergé y dos musicales de Brodway realizados décadas más tarde dejando un enorme legado histórico a generaciones posteriores de todas las edades, expresa Numa Sadoul:

“Como muchos otros, siempre sentí que los libros eran mucho más que un entretenimiento para niños y descubrí que estaba en lo cierto. En Tintín, Hergé destila 50 años de política, guerras y vida cotidiana. Autos, trenes y aviones, hombres de negocios, dictadores y científicos. Puedes trazar la historia del siglo veinte a través de las aventuras de Tintín. Encontrarás cosas extrañas también, experiencias paranormales, sueños, cosas aterradoras. cosas que tienen que ver con la vida interior”.

De visita en el País de los sueños

LittleNemo000.jpeg

Publicado a todo color  por primera vez el 15 de octubre de 1905 en el New York Herald, El pequeño Nemo en el Pais de los sueños narró cada domingo las aventuras oníricas de un niño que siempre despertaba en la última viñeta.

Debido a su gran éxito, permaneció constante hasta el 23 de abril de 1911 para luego aparecer en New York American hasta 1914 bajo el nombre de En la tierra de los sueños maravillosos. Finalmente reapareció en 1924 dentro de las páginas de New York Herald, sin alcanzar el éxito que consiguió en su primera aparición.

El pequeño Nemo, creado por Winsor McCay además de tener una historia autocontenida en cada página, contenía una estructura en serie que otorgaba al lector una continuidad narrativa de las aventuras del protagonista que durante cada emisión  viajaba al  País de los sueños  gracias a la petición de un emisario de Morfeo que tenía por deber hacer de Nemo el compañero de juegos de una Princesa.

Historia que fue retomada por Yutaka Fuijoka de los estudios Tokyo Movie Shinsha para su adaptación cinematográfica en 1989, donde contó con la participación de Ray Bradbury, Moebius y Chris Columbus. No obstante, éste no fue el primer intento de adaptación, ya que en 1908 se realizó una adaptación en Broadway producida por Victor Herbert y en 1911 el mismo Winsor McCay participó en un cortometraje animado en el que se mostraba su proceso creativo al momento de dibujar sus populares personajes.

El pequeño Nemo considerado como el primer clásico del cómic de la historia puede encontrarse publicado con sus 549 episodios en idioma original bajo la edición The complete Little Nemo 1905-1927 de la editorial Taschen ó en la recopilación en dos partes de tamaño real (40,6 x 55, 3 cm) realizada en el centenario de su publicación por Norma Editorial con la leyenda ¡Esos espléndidos domingos!

 

Como dado curioso: a manera de homenaje para celebrar los 107 años de su publicación,  Google, el buscador más famoso del mundo  lanzó mundialmente en su página de inicio un doodle que hacía referencia a las páginas dominicales de las aventuras oníricas del pequeño Nemo quien a través de sus sueños nos hizo viajar a otros mundos donde la lógica no era parte de su realidad y ayudo a cimentar una industria que permanecería a lo largo del tiempo.

¡Yellow Kid a todo color!

32-the-yellow-kid-1995_1189_97321262ca0aa1fL.jpg

 

El Callejón de Hogan es considerado el primer éxito comercial de lo que actualmente se conoce como tira cómica.

Ésta publicación también conocida como Yellow Kid se convirtió en un parteaguas dentro del mundo del cómic, gracias al empleo de diversas convenciones narrativas que ayudaron a construir parte de la identidad de éste género.

El Callejón de Hogan escrito por Richard F. Outcault, ilustrador y caricaturista estadounidense fue publicado en 1896 dentro del periódico estadounidense Sunday World de Joseph Pulitzer. Ésta tira cómica se valía de la figura de un niño vestido con un largo camisón que era utilizado como espacio para comunicarse para realizar critica social del ambiente marginal inmigrante newyorkino de finales del siglo XIX.

Inmerso dentro de las dinámicas adoptadas por los periódicos de la época en su búsqueda por ganar una mayor audiencia, Yellow kid se destacó por sus grandes aportes al mundo de la narrativa gráfica. Entre ellos se encuentran los globos de diálogo, que si bien, habían sido utilizados en algunas publicaciones ilustradas de la época no contribuyeron en la construcción de identidad de las historietas, asimismo, la figura de Mickey Dugan  que dotó a la historieta con el apodo de Yellow Kid debido al característico camisón amarillo del protagonista, se convirtió en el primer personaje permanente en una tira cómica a pesar de la rotación de dibujantes y la impresión a color.

Como dato curioso, en 1994, en conmemoración a los 100 años de su publicación el gobierno estadounidense emitió una serie de veinte estampillas que reconocían a Yellow Kid como la primera tira cómica estadounidense insertada en los periódicos.

Aventuras en la jungla, en Navidad y por el espacio sideral: Chris Van Allsburg

 

van allsburg, chris.jpg

Foto: Random House

 

Del mismo modo en que lo hiciera Maurice Sendak en 1986 con el diseño de set y vestuario del Pacific Northwest Ballet, para la puesta en escena El Cascanueces escrita por E.T.A. Hoffmann, el autor Chris Van Allsburg incursionó en 2014 para el Grand Rapids Ballet de Michigan en los Estados Unidos.

La obra de Van Allsburg además de desarrollarse en el ámbito teatral ha tenido incursión en diversas manifestaciones artistícas.

Van Allsburg , inició su carrera como escultor luego de terminar sus estudios de Arte en la Universidad de Michigan y en escultura por la Escuela de Diseño de Rhode Island.  Fue asesor de arte en 1989 para la película La Sirenita de Disney y continuó con una carrera como ilustrador en publicaciones como Las Crónicas de Narnia de la editorial Harper Collins además de desarrollar una vasta obra de libros de autor que lo hicieron merecedor de la Medalla Caldecott en 1982 y 1986 y la nominación en 1985 para el premio Hans Christian Andersen.

No obstante, el reconocimiento ha su labor editorial alcanzó niveles  globales a partir de las adaptaciones cinematográficas de tres de sus libros. En 1995 apareció Jumanji protagonizada por Robin Williams, Kristen Stuart , David Allan Grier y Jonathan Hyde con una recaudación de más de 60 millones de dólares. En 2004 teniendo como protagonista a Tom Hanks, se lanzó el éxito navideño de animación computarizada El Expreso Polar y finalmente en 2005 apareció la aventura espacial Zathura que del mismo modo en que lo haría su antecesora en 1995 lleva a la audiencia a insertarse en diferentes escenarios traídos a una realidad contemporánea mediante de un juego de mesa.

Sus álbums ilustrados, tal como él mismo lo asegura, sugieren una fascinación por el hecho de hacer algo real que en un momento fue sólo una idea.

En habla hispana, su obra puede encontrarse en los catálogos del Fondo de Cultura Económica, Ediciones Ekaré y Ediciones B.

Gorilas, osos y familias: los álbumes ilustrados de Anthony Browne

“Se supone que vivimos en una era visual, pero lo que vemos son imágenes en movimiento, realmente no nos tomamos el tiempo para detenernos a ver las ilustraciones”.

anthony+browne.jpg

Anthony Browne nacido en 1946 en el poblado de Sheffield al norte de Inglaterra se ha convertido en uno de los autores más representativos de libro álbum en el mundo.

Publicado por primera vez en México, gracias al trabajo de Daniel Goldin en el catálogo para niños y jóvenes del Fondo de Cultura Económica, Anthony Browne gozó rápidamente del gusto de los lectores no sólo en México sino en toda Latinoamérica  debido a la calidad de una obra compuesta por más de 50 libros ilustrados traducidos a más de 15 idiomas con publicaciones de autor y reinterpretaciones de clásicos como Hansel y Gretel o King Kong.

Su primera visita en México, fue en 1996 gracias a la exposición dedicada a su trabajo en el Museo Rufino Tamayo. En 2003 visitó las instalaciones del Fondo de Cultura Económica para compartir con profesionales, niños y el público en general sus experiencias además de visitar la muestra de su obra en el Museo de Arte de Zapopan, Jalisco y en 2011 fue invitado a participar en las actividades programadas en el marco de los 25 años de la FIL Guadalajara.

Graduado en Diseño Gráfico por el Instituto Politécnico de Leeds en Inglaterra, Anthony Browne comenzó su quehacer como ilustrador en el diseño de tarjetas de felicitación para la Galería Gordon Fraser para más tarde convertirse en dibujante médico por tres años:

“La ilustración biomédica fue un gran entrenamiento; de hecho fue mucho mejor que esta en la escuela de arte, porque no se me juzgaba por la calidad de las pinturas o el balance de la composición, tan sólo si el trabajo cumplía su función. Tenía que explicar de manera visual algo que era muy difícil de explicar de otra manera”.

En 1988 ilustró Alicia en el País de las Maravillas, un libro que de acuerdo con Browne fue escrito no para ser interpretado, sino disfrutado y en el que Lewis Carroll autor de este famoso relato tuvo la posibilidad de incluir significados sin plena conciencia de hacerlo:

“La gente interpreta los libros de una manera lógica, al igual que los sueños. Quieren darle a todo un significado. Alicia en el País de las Maravillas no debe leerse como un libro lógico. Puede que Carroll le haya dado significados ocultos, sin tener plena conciencia de ello”.

No obstante los escenarios surrealistas ilustrados por Anthony Browne no se encuentran sólo en su interpretación de Alicia, ya que en cada uno de sus libros existen múltiples historias que se cuentan bajo la misma lógica del sueño y en donde además se encuentran referencias claras a otros artistas como Rene Magritte o Salvador Dalí:

“Cuando era joven, dibujaba lo que ahora se denominarían chistes surrealistas, aunque yo más bien los veía como cosas divertidas que sucedían y las rotulaba con flechas. Mi obra no ha cambiado tanto. Se ha dicho con tanta frecuencia que Magritte es una influencia en mi obra que decidí ponerlo de manifiesto con evidentes referencias hacia él. El surrealismo es, o al menos fue, una influencia tan común entre los estudiantes de arte en Inglaterra que sus imágenes se han convertido casi en algo corriente, porque se han expuesto mucho. Ha habido muchos imitadores“.

Otra de las características fundamentales de la obra realizada por Browne es la aparición de gorilas que se convierten en los protagonistas de las historias, como en la serie de Willy o Voces en el Parque:

“Dibujo estos animales en mis libros porque ejemplifican el comportamiento humano. Son más naturales, más familiares, más instintivos. Sugieren que de alguna manera estamos perdiendo esas cualidades, no somos tan diferentes de los gorilas como creemos. Tenemos instintos y emociones similares, y a veces necesitamos recordar que somos animales”.

Mediante una técnica de acuarelas y líquidos concentrados semi-húmedos, Anthony Browne ha cautivado a lectores de todas las edades alrededor del mundo sin embargo, para sus lectores niños a los que considerara en su gran mayoría autores e ilustradores intenta brindar textos que sean capaces de hacerles pasar un buen rato:

“Siendo completamente honesto es hacer un libro que sea bueno, un libro en el que pueda creer. Hay libros que tal vez me hubiera gustado leer de niño, tal vez con mi trabajo trato de complacerme a mí mismo. No trato de educar a los niños, quiero divertirlos”.

Bibliografía

El clásico francés por excelencia

Ilustración de Kim Min Ji

Ilustración de Kim Min Ji

En el año de 1997 el Banque de France emitió un billete de 50 francos en homenaje a una de las obras más importantes de la cultura francesa y de la literatura mundial.

Solo rebasado por la Biblia, El Principito es el libro más leído de todos los tiempos. Ha sido publicado en más de doscientos cincuenta idiomas y dialectos además de ser uno de los pocos libros traducidos al latín. En 2014 fue presentado en México en las instalaciones de la Biblioteca Nacional de Antropología e Historia con el título de Ra zi ts’unt’u dänganda en su versión traducida al otomí en conmemoración del 70 aniversario luctuoso de su autor.

Nacido en Lyon, Francia en junio de 1900, Antoine de Saint-Exupéry, aviador escritor y corresponsal en publicaciones como L’Intrasigeant inició su carrera gracias a novelas como Correo del Sur y Vuelo nocturno inspirados en sus viajes aéreos, no obstante, debido a una muerte prematura se desconocen las causas e inspiraciones que lo llevaron a la publicación de su libro más famoso.

Mariano Aguirre, traductor de El Principito y El piloto y las potencias naturales publicados por  la editorial chilena Pehuén Editores estima que la experiencia vivida durante su estancia en El Cairo durante la Segunda Guerra Mundial podría ser la base de su relato.

Por su parte, la famosa Editorial Gallimard, mundialmente conocida por poseer los derechos de la obra se encargó de compartir en su portal web como fue que se gestó la edición que se convertiría en un hito de la cultura francesa:

“Gastón Gallimard quería hacer un libro de regalo de Año Nuevo y había planeado inicialmente la liberación de la publicación a finales de 1945. De hecho, el libro llegó a las mesas de las librerías en abril de 1946, ya que fue precedida por la publicación del segundo número de la revista ELLE que apareció en noviembre de 1945 porque Saint-Exupéry lo había prometido a su amiga Helen Gordon-Lazareff. El Principito, es entonces, la cúspide de una aventura editorial sin precedentes: La obra maestra de Antoine Saint-Exupéry se convirtió en uno de los libros emblemáticos de la posguerra y se apresuró a conquistar a los lectores franceses de todas las edades. Él ha hecho, desde entonces, un viaje por el mundo”.

Viaje que hasta ahora había sido único ya que recientemente los lectores pueden llevar la experiencia del Principito más allá de las páginas mediante un parque de diversiones temático.

se encuentra ubicado muy cerca de la frontera alemana a medio camino entre Colmar y Mulhouse distribuido en veinticuatro hectáreas de campo francés y cuenta con diversas atracciones, como un globo aerostático que sube 150 metros de altura para disfrutar del paisaje, una sala de cine en 3D, un mariposario y un carrusel con motivos planetarios.

Bibliografía

  • De Saint-Exupéry, Antoine, El Principito y El piloto y las potencias naturales, Chile, Pehuén Editores, 1984.